Seguidores

lunes, 15 de agosto de 2011

La Cruda Realidad

¿Qué es la cruda realidad? No, no te estoy hablando de una novela ni de la película protagonizada por Katherine Heighl. Te estoy hablando de la vida real.
Para mí "La Cruda Realidad" no es más que una mediadora, una que no te hace ver ni la vida de color rosa ni oscura. Pero una que sí convierte a la gente que te rodea -y créeme, no es para mejor-.

¿Recuerdas cuando eras pequeña e ibas a casa de Max? Era tan encantador, tú lo llamabas el "Mago de los Videojuegos" porque era buenísimo jugando a la videoconsola, era hijo de unos amigos de tus padres y te llevaban a su casa todos los viernes por la tarde. Cada vez que tú entrabas te hablaba de aquel videojuego al que tanto jugaba en la Play Station 2, que si había descubierto una trampilla por aquí, que si había matado al malo por allá... ¡Total! Tonterías suyas, pensabas; sin embargo disfrutabas cada uno de los segundos jugando con él. Tan rápido se pasaba el tiempo que los segundos eran inexistentes y los minutos eran simples segundos que se iban a la deriva. Deseabas quedarte cuanto más pudieses y cuando querías darte cuenta ya estabas de vuelta en casa. Te cabreabas porque él te ganaba constantemente -sin embargo en realidad te sorprendía su habilidad, aunque se escondían horas de práctica detrás-. Simplemente erais dos niños de diez años que se divertían fácilmente con una videoconsola.
El tiempo pasó y os hicisteis mayores. Tú seguiste con la misma rutina de siempre pero él ya no era el mismo. Cambió la videoconsola por la masturbación y los videojuegos por la pornografía. Sus conversaciones se componían de temas de sexo o relacionados con ello. Y tú pensabas ¿Qué fue de aquel niño tan enternecedor que solo sabía hablar de videojuegos? ¿Acaso he sido yo la que ha cambiado y ya no lo veo tan divertido? No obstante, sabías que no era así. Los segundos allí se convirtieron en minutos y éstos mismos en horas interminables y pesadas que nunca pasaban. Recordabas con suma tristeza la época en la ibais a Primaria y os reíais mientras apretabais los botones del mando de la PS2, aquella época que en su tiempo te pareció tan eterna se te había escapado de las manos tan rápidamente, hubieses dado cualquier cosa por revivir esos tiempos, pero no se puede volver atrás y tan solo te quedan los recuerdos de cuando ambos jugabais a Guitar Hero con la Wii.
Y, es que "La Cruda Realidad" se llevó a aquel dulce niño y os devolvió a un ogro con su mismo aspecto. Sin embargo, ese secuestro no fue algo que sucediese en una semana, para que tú le pudieses rebatir Este no es el Max que yo conozco. Las cosas sucedieron al cabo de meses, para que no te dieses cuenta de su cambio y su nuevo "yo" no te sorprendiese.
Por desgracia lo único que puedes hacer es mirar atrás y reírte de esos momentos.

Dedicado a aquellas personas que La Cruda Realidad transformó.

11 comentarios:

  1. *______________________________*

    Yo soy una de esas niñas. Que triste todo.

    PD: Me encanta la cancion del link ;)
    Momobesos de peluche.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado. *-* Triste y completamente cierto, a casi todos nos habrá pasado alguna vez algo así. :$
    P.d: A mí también me ha encantado la canción del link. <3
    Un besazo. :3

    ResponderEliminar
  3. Siento ser tan antivideojuegos, a lo mejor por eso ya no termina de convencerme del todo el argumento.

    No obstante, es muy original y la redacción está muy bien, como siempre:)

    La canción del link es preciosa, eso sí:D

    Besazos, Espe!:3

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado
    y si eso pasa la verdad.

    un beso

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito y triste. Llevas mucha razón, la gente cambia del día a la noche...
    Besos con sueños hechos realidad.
    P.D.: Te sigo.

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado mucho la verdad, tu blog es genial. Supongo que te lo digo cada dos pro tres pero esq escribes genial... Vi tu evento en tuenti así que así me enteré de que actualizaste (:

    Capítulo cinco de Mentiras que creí:
    http://amormasalladelaunicidad.blogspot.com/

    Ya sabes que espero tu opinión (: besos!!

    ResponderEliminar
  8. joder, increible! me ha encantado la verdad :) un blog fantastico! te sigo :D

    te espero por mi blog :D

    http://somethingstriggeredmma.blogspot.com besos ♥

    ResponderEliminar
  9. Tss, es triste ver como la gente cambia a veces tan rapido que nos cuesta darnos cuenta, mola tu entrada ^^

    ResponderEliminar
  10. Me encanta. ♥ Tu entrada tiene TODA la razón. Es triste ver como un niño tan dulce cambia y se convierte en... un borrego así. Y lo peor es que es totalmente lo que les pasa a todos. Me gusta tu forma de escribir, también te van las entradas como a mi. =) Continua pronto. Espero verte por mi blog. ¡Besos y muffinazos!

    ResponderEliminar